Oye, ¿para qué sirve un organizador profesional?

ENTRADA 6

Oye, ¿para qué sirve un organizador profesional?

Seguro que este sábado, que participo en una feria en Pamplona, me toca responder en más de una ocasión a esta cuestión. Y la verdad es que siempre digo lo mismo: para muchas cosas en general, pero sobre todo para una en particular… facilitar la vida.

 

Todos pasamos por etapas o momentos en los que nos encontramos más desbordados, bloqueados, o sencillamente nuestro día a día no nos permite dedicar nuestro preciado tiempo a todo lo que nos gustaría.

 

A veces no somos conscientes de que, el simple hecho de desenvolvernos en un entorno desordenado, donde acumulamos sin medida, en el que no tenemos el control de la situación, lo único que fomenta es el desánimo y la ansiedad. Y además nos dificulta nuestro ritmo vital, porque nos enfada y ralentiza. Vamos, que nos amarga la existencia.

 

¿Qué hacemos cuando tenemos problemas con la electricidad o con el agua? ¿O cuando necesitamos contar con alguien para que se encargue de hacer la comida, o de planchar la ropa? Buscamos a un especialista para que nos lo resuelva ¿no? Pues con el orden sucede lo mismo.

 

Mi principal objetivo como organizadora profesional es que la persona que contacta conmigo consiga disfrutar de sus espacios y de su tiempo. A veces lo logro a través de la reestructuración de una habitación, otras organizando la ropa de los armarios, en otras ocasiones planificando una mudanza, o incluso también mediante formación y talleres en los que explico todos los beneficios que nos proporciona el orden en nuestra vida.

 

Es un trabajo enriquecedor a muchos niveles, porque de alguna manera tienes acceso a la intimidad de la persona que lo necesita y le proporcionas la motivación y las herramientas para recuperar el equilibrio en su ámbito particular. Algo muy satisfactorio para ambas partes.

 

El modo de trabajar, ayudando a planificar, introduciendo rutinas, y organizando los espacios para optimizar al máximo su aprovechamiento es diferente en cada caso, porque cada persona es distinta. Por eso siempre es imprescindible hacer una primera visita de carácter gratuito para poder valorar el punto de partida y establecer el plan de actuación y el presupuesto.

 

Así que, ahora que ya está un poco más clara la labor que desarrolla un organizador profesional, ¿te pongo en orden?



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies